El dominio crianzacaracoles.es está en venta.

COMPRAR

España: Jornada de caracoles [Noticias]

Miembros de la cuadrilla Rakataplá reparten raciones de caracoles. :: MARTA PECIÑA

Ángela Marañón se adjudica el decimonoveno concurso de Llodio, que reunió a una decena de participantes

02.05.11 - MARTA PECIÑA | ALAVA / LLODIO.

Desde hace casi dos décadas, la cuadrilla Rakataplá dedica el domingo más cercano a San Prudencio -en este caso, ayer- para organizar en Llodio una fabulosa degustación de caracoles a la que no falta nadie. Buena prueba de ello fue la enorme cola de gente que se formó en torno a la Herriko Plaza a mediodía, cuando comenzó el reparto.

Por 1,5 euros, nadie quería perderse la oportunidad de probar el manjar típico de estas fechas. Y ya se ha convertido en tradición que la degustación se haga en casa. Con lo que muchos acudieron con sus 'tupperware' y otros recipientes para llevarse una buena ración a la mesa familiar y celebrar así la fiesta del patrón alavés.



Los miembros de Rakataplá realizaron el reparto bajo un sol que apretó de lo lindo durante un rato, aunque las nubes dieron alguna que otra tregua al calor de los fogones. Y eso que ya traían el trabajo casi hecho porque habían dedicado varias jornadas a la preparación de los ingredientes y la limpieza de los caracoles. «Desde hace cuatro años, los limpiamos en el colegio de Gardea», explicó Serafín Pazos, uno de los integrantes del colectivo organizador.
«Yo cojo los caracoles en Larrazabal y el secreto está en prepararlos con buenos ingredientes», aseguró la ganadora
Por cuarta vez

En mitad de la plaza, el concurso también despertó una gran expectación. Se presentaron nueve participantes y en esta ocasión, como otras tres veces antes, se llevó el premio Angela Marañón, vecina de Llodio. La ganadora lucía orgullosa su txapela al tiempo que explicaba que «los caracoles los cojo yo misma en Larrazabal y el secreto está en prepararlos con buenos ingredientes».

En concreto, ella hace una salsa vizcaína que, según el jurado, «está para chuparse los dedos». Pimiento choricero y tomate son los elementos, «pero sin picante ni especias, porque eso impide que el jurado pueda seguir probando otras cazuelas», añade Ángela.

Eso sí, no desveló el secreto de su receta, aunque apuntó que «yo preparo toda la salsa junta y la divido en dos cazuelas, pero luego no saben igual». Fue previsora y tenía preparada en casa otra estupenda ración de caracoles para disfrutar de ellos con su familia, porque la ganadora se queda en poder de la organización.

Con la degustación y el concurso de caracoles, Rakataplá puso el broche final a las fiestas de San Prudencio, que comenzaron en Llodio el miércoles con la tamborrada.

Esta cuadrilla se mantiene firme en la organización de una actividad que sigue contando con un gran respaldo popular y en la que participan un centenar de personas cada año, aunque, curiosamente, los txokos llodianos no asisten como en otros lugares a este acto, aunque sí lo hacen algunos de sus miembros a título particular.

El puente festivo de San Prudencio siempre deja la localidad más vacía de lo normal. Pero este descenso puntual de población ha sido más notable este año si cabe por la coincidencia con la Semana Santa y el hecho de que varias grandes empresas de la zona hayan dado vacaciones a sus empleados durante estas fechas
LA CARACOLADA
Ganador del concurso. Ángela Marañón, de Llodio.
Receta. Caracoles que coge la ganadora de Larrazabal, aderezados con una salsa vizcaína a base de pimiento choricero y tomate, «pero sin picante».
Participantes. Nueve.
Organizadores. La cuadrilla Rakataplá.
La degustación. Se prepararon 900 raciones -al precio de 1,5 euros cada una- con un total de 120 kilos de caracoles.'
Fuente El Correo