El dominio crianzacaracoles.es está en venta.

COMPRAR

España: Caracol gigante amenaza con invadir Andalucía [Noticias]

(cc) JennyOm
(cc) JennyOm

Los caracoles gigantes africanos son el molusco terrestre más grande del mundo, llegando a medir hasta 30 centímetros de largo y ocho de alto. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo incluyó entre las 100 especias exóticas invasoras más dañinas del mundo, pero se están poniendo de moda como animales domésticos.



En Andalucía se están vendiendo a través de la red, pero también en mercados callejeros e incluso en tiendas de mascotas, al módico precio de 3 euros. En algunos países, por ejemplo en Estados Unidos, comercializar esta especie constituye un acto ilegal. Por lo mismo, la Consejería andaluza está intentado incluir a la especie entre los animales prohibidos de la comunidad.

Con su enorme tamaño, estos caracoles son capaces de destruir siembras completas, en especial las hortalizas. Son vegetarianos, pero pueden consumir también excrementos y, en cautiverio, alimentos para mascotas como comida para perros y gatos.

Provenientes del noreste africano, han sido exportados a diversos países y actualmente se encuentran presentes en casi todos los climas tropicales, en países como India, Brasil, Kenia y China. Lo más problemático de estos animales es su potente capacidad reproductiva y de adaptación. Con una esperanza de vida de 8 años, a los seis meses son capaces de poner 100 huevos y a los dos años ponen unos 500.

Además de los daños que pueden provocar en siembras, el caracol gigante supone un riesgo a la salud humana, transmitiendo enfermedades a través de sus parásitos naturales, pero también al contacto de su mucosa con ojos o boca humanas, cosa muy fácil si se tienen como mascotas.

Si con peligrosos deberían estar prohibidos en todas partes, pero también sorprende que alguien anhele tener una mascota como ésta. Rarezas aparte, hay quienes creemos que mantener animales encerrados es de por sí cruel, y si se tienen perros o gatos deben tener una salida libre todo el tiempo. Y cómo podría tenerse libre a un caracol.

Fuente VeoVerde