El dominio crianzacaracoles.es está en venta.

COMPRAR

La cría de babosas. Un medio para hacerse rico [Noticias]


Los caracoles de tierra se conocen en el país, por los daños que ocasionan a la agricultura, la horticultura y la jardinería. También los caracoles de agua, están presente en todo el territorio nacional, por la iniciación de proyecto de carácter familiar, de extranjeros habituados a consumir ésta carne y que luego esos caracoles, penetraron a través de los canales de riego, a todos los arrozales del país. En el presente los caracoles de agua se han convertido en una nueva plaga en éste cultivo y a través de un buen manejo de la misma, los arroceros han logrado neutralizar sus daños al cultivo de ésta gramínea.



En cuanto a los caracoles de tierra, el país tiene la posibilidad de iniciar proyectos de cría de estos moluscos, con la intención de exportar toda la producción hacia Europa, E. U. y Canadá. En el país se tendría la demanda de los hoteles de las zonas turísticas, que reciben visitantes de los diferentes países europeos, muy en especial: franceses, italianos y españoles. En la actualidad la demanda por estos moluscos está por encima de las 300,000 toneladas. Según investigaciones de mercado esa cantidad se cuatriplicará para el año 2020, requiriéndose 1,200,000 toneladas anuales a nivel mundial.

Países que están incursionando en ésta cría en Latinoamérica: Argentina, Chile, Perú, Brasil y Colombia. La producción la realizan con vista a la exportación, con excepción de Brasil que consume lo que produce e importa de Argentina y Chile, para satisfacer la demanda nacional por ésta carne.

Propiedades del caracol como alimento.

La carne del caracol de tierra tiene un 13.5% de proteína, 84.9% de agua, 1.7% de sales minerales y bajos niveles de calorías. Es un alimento que ayuda al organismo humano, a reducir los niveles de colesterol y de los triglicéridos. Es posible que ésta característica, además del sabor delicioso de los diferentes platos que se preparan con ésta carne, está logrando esa alta tasa de crecimiento de la demanda en Europa, E. U., Canadá y otros países del mundo.

Empresarios y técnicos italianos y franceses, están visitando países de Latinoamérica (Chile, Colombia, Perú, etc.) con el fín de estimular la cría de estos animales, para exportar a dichos países. Lo que sucede es que Francia e Italia, que son los principales consumidores de caracol de tierra del mundo, no logran producir la demanda de sus respectivos pueblos. Italia por ejemplo demanda 25,000 toneladas anualmente y solamente logra producir 12,000 toneladas. Francia está demandando en estos momentos, mas de 50,000 toneladas y tiene que acudir al mercado internacional para abastecer y completar la demanda de éste molusco.

Características del caracol de tierra.

Existen unas 4,000 especies diferentes de caracoles de tierra. En Europa, que es donde mas se consume, solamente hay unas 400 especies, las demás 3,600 especies están en las zonas tropicales del mundo. Las especies mas importantes para su cría y comercialización son la a) Helix pomatía tiene un tamaño de 4.0 cms. a 5.5 cms. de diámetro y un peso de 25 a 45 gramos. b) Helix aspersa, el tamaño de ésta especies es mas reducido, 2.8 cms. a 3.5 cms. alcanzando un peso de 7 a 15 gramos.
Hay otras especies que también se crían para comercializar, pero no tienen mucha demanda. Entre esas especies está el “Caracol gigante africano” Achatina fúlica.

Métodos de cría.

El método mas utilizado es a “campo abierto” en el cual en una hectárea de terreno se preparan 36 camellones de 4.5 m. de ancho por 40 metros de largo. Los caracoles reciben como alimento, desechos vegetales, procedentes de cultivos hortícolas y de cultivos agronómicos. Es el método más económico de alimentar y criar los caracoles de tierra. El inconveniente de éste tipo de criadero, es que tarda mas tiempo en desarrollarse y estar en condiciones de reproducirse . A los dos años y después de la reproducción se procede a la cosecha.

El otro método de crianza es bajo techo, usando el sombreado y además en la nutrición empleando alimentos balanceados. Es mas costoso y envuelve mayor número de labores, pero al año están listos para la reproducción y posterior cosecha. Este tipo de criadero es el que se usa en los Estados Unidos.
Un criadero con las dimensiones de 10,000 metros cuadrados (una hectárea) produce 11 toneladas de caracoles a los dos años. Dependiendo del precio del producto en el mercado esto representa $49,500.00 dólares. Al tercer año la producción se incrementa en un 5 %, es decir se obtendrían $51,975.00 dólares. Un proyecto de una extensión de 100 tareas (6.8 hectáreas) tendría una producción de $3,534,300.00 dólares, es decir unos $113,097,600.00 pesos dominicanos.

El costo de preparación del proyecto a campo abierto, es muy económico ya que los camellones se pueden hacer a través del uso de “lister” tirado por tractores. La inversión mayor estaría en las mallas metálicas de separación de los camellones y en la compra de los caracoles según la especie que se utilizaría en la reproducción.

El caracol de tierra es un hermafrodita incompleto, igual que la lombriz de tierra. Esto quiere significar que en la reproducción, tienen que unirse dos caracoles y enlazados en sus dos genitales, al cabo de dos horas los dos quedan fecundados. La multiplicación es bien rápida, porque todos son aptos para reproducirse, además en cada postura ponen mas de 100 huevos. Estos eclosionan de los 12 días a los 30 días después de la fecundación. No tienen etapa larval, nacen los caracolitos, los cuales comienzan a crecer hasta los dos años que están aptos para la reproducción y posteriormente se cosechan.

La cría de babosas. Un medio para hacerse rico

Los países exportadores de caracoles de tierra son: Yugoslavia, Turquía y Marruecos. En Latinoamérica se inician en la producción y exportación: Colombia, Perú, Brasil, Argentina y Chile. La Rep. Dominicana podría incursionar con éxitos en ésta ganadería, teniendo la facilidad de exportar toda la producción hacia los E. U. y Canadá y también a Europa, donde está el mayor consumo de ésta carne.

Constanza podría ser la zona donde se abaratarían mas los costos de producción, por la excesiva producción de rastrojos de vegetales que servirían de alimentación a estos animales, disminuyendo notablemente los costos. La población dominicana con el paso de los años, aprendería a comer ésta carne, que además de ser deliciosa como dicen los que las han comido, también es excelente para tener una buena salud, en una época en que las enfermedades cardiovasculares, son unas de las que mas afectan a mayor número de personas en el mundo.

Fuente: La Educacion Ganadera y CEVICOS