El dominio crianzacaracoles.es está en venta.

COMPRAR

Trámites de exportación de Caracoles Comestibles Terrestres en Argentina [Noticias]

1. INSCRIPCION DE LA EMPRESA: El potencial exportador debe inscribirse en el Registro de Exportadores que posee la Dirección General de Aduanas, siendo éste trámite gratuito. Para ello, el exportador deberá estar inscripto en la D.G.I (CUIT para empresas, CUIL para personas físicas), y se recomienda una vez inscripto, solicitar con tiempo a su contador que efectúe los trámites necesarios para la impresión de las facturas “E” de exportación.

2.  DETERMINAR LA POSICION ARANCELARIA DE LOS PRODUCTOS QUE LA EMPRESA DESEA EXPORTAR: También denominada Nomenclatura Común del Mercosur (N.C.M), es la información primaria de mayor importancia. Esta identificación alfanumérica le permite al exportador obtener en nuestro país, el detalle de beneficios promocionales y exigencias al momento de la exportación, como así también los requisitos legales y técnicos, y aranceles que pagará su producto, para poder ingresar en el mercado a exportar. En el caso de los caracoles la posición arancelaria es 0307.60.00.



3. REALIZAR UN PERFIL O ESTUDIO DE MERCADO: Sin información, la posibilidad de exportar es prácticamente nula. No se está refiriendo a costos estudios de mercado, sino a la información básica (conocida como perfil de mercado) cuyo resultado nos brinda la información básica sobre el o los mercados que potencialmente entendemos como proclive a exportar nuestro producto. (Cuadro N°1 de este trabajo).

4.  SELECCIONAR UN CANAL DE EXPORTACION: Con la información obtenida en el perfil de mercado, la empresa puede empezar a tomar decisiones referidas, por ejemplo, a la determinación del canal de exportación. Los canales de exportación pueden ser directos, que es cuando las empresas envían su propio personal para atender las exportaciones, o indirectos, que es cuando la operación se efectúa a través de intermediarios, que representan al exportador en el mercado escogido. En la página 48 de esta tesis se realiza un esquema de los posibles canales de comercialización.

5.  IDENTIFICAR LOS MERCADOS: esta información también surge del trabajo efectuado en el perfil de mercado. La mejor manera de determinar que mercado es el más apropiado, es trabajar con informaciones de demanda potencial.

6.  ANALIZAR EL MERCADO: los datos del perfil de mercado nos brindarán información fundamental para ser analizada, por ejemplo, impuestos, exigencias arancelarias, precios de competidores, nivel de demanda, embalaje, exigencias técnicas y sanitarias, costo de transporte, etc.

7.  CONTACTO INICIAL CON EL  IMPORTADOR:  dependiendo del tipo de canal de exportación a utilizar, se deben detectar los potenciales importadores. En general, existen bases de datos que pueden ser proveídas a bajo costo (en ocasiones en forma gratuita), donde constan listados de potenciales importadores en el país elegido. Al identificar los posibles importadores se les deberá brindar la mayor cantidad de información posible sobre nuestro producto, como por ejemplo, aspectos técnicos, condiciones de venta, plazos de entrega, precio de la mercadería, etc.
8.  CIERRE DE VENTA- ENVIO DE FACTURA PRO FORMA: una vez acordados todos los términos de la venta, relacionados a la forma y plazo de pago, cantidad y precio de la mercadería, plazos de entrega, etc. se dará curso a la emisión de una factura pro forma, que contiene todos los datos arriba mencionados, como así también el plazo de validez de la oferta, y esta pro forma deberá ser aceptada por el importador. Si el instrumento de pago elegido es una carta de crédito, esta pro forma será útil a los efectos de que el importador pueda recabar los datos necesarios para su apertura.

9.  CONTRATACION DEL TRANSPORTE Y DEL  DESPACHANTE DE ADUANA: en función de la condición de venta pactada con el importador (FOB, CYF, CIF, etc.) se determina también quien contrata y paga el flete del transporte de la mercadería desde el origen hasta el destino. Con seguridad, el exportador deberá contratar los servicios de un despachante de aduana.

A continuación se detallan de forma simplificada los pasos que habitualmente se siguen en un despacho de una exportación vía marítima:

  1. El exportador envía los documentos de embarque al despachante de aduana.
  2. El despachante de aduana confecciona el permiso de embarque.
  3. Se solicita a la compañía marítima autorización para el retiro de un contenedor vacío, y se efectúa la bodega de reserva correspondiente.
  4. Se retira el contenedor vacío y se procede a la consolidación de la carga.
  5. De acuerdo al canal de selectividad otorgado por la Aduana, se verifica la mercadería, se precinta el contenedor y se entrega el mismo a la zona primaria aduanera.
  6. El despachante de aduana presenta el permiso de embarque ante la aduana de la terminal correspondiente, para que se pueda embarcar la mercadería y luego así obtener el correspondiente cumplido de embarque.
  7. Una vez concluido el embarque, el despachante de aduana se presenta ante la compañía marítima para efectuar la declaración jurada de la mercadería embarcada, para que ésta confeccione los conocimientos de embarque respectivos.
  8. Se presentan los documentos al banco, y al vencimiento, se procede al cierre de cambio de la operación y cobro de la misma por parte del exportador.


A continuación se describe brevemente la documentación necesaria en una exportación:

§  Factura Pro Forma: Generalmente se utilizan hojas con membrete para confeccionarla. No debe cumplir con ningún tipo de formalidad establecida por la AFIP. La descripción debe ser lo más detallada posible. Incluye valor de la operación, moneda, incoterm, lugar y forma de pago, plazo de entrega, etc. Un ejemplo de confección puede ser el siguiente:
- Nombre, dirección y teléfono del Exportador Factura Pro Forma N°
- Datos del Importador
- Fecha y lugar de emisión
-  Cantidad y descripción de la mercadería. Precio unitario. Precio total
-  Condiciones de entrega, plazo y forma de pago, incluyendo el incoterm
-  Plazo de validez
-  Firma del exportador.

§ Certificado de origen: este documento certifica el origen de la mercadería del país de exportación, para ser presentado por el importador, ya que existen acuerdos de preferencia arancelaria entre los países. Cada país beneficiario determina el organismo autorizarlo para emitirlo, por ejemplo en nuestro país lo emite la Cámara Argentina de Comercio y la Cámara de Exportadores de la República Argentina. Se emite en original y dos copias y no puede tener enmiendas ni raspaduras. Su plazo de validez es de 180 días desde que es emitido y no puede tener fecha anterior a la de la emisión de la factura comercial que ampara el embarque.

§ Conocimiento de embarque: se utiliza para el transporte marítimo y es el título que representa la propiedad de la mercadería, además de ser la prueba del contrato de transporte y prueba de recibo de la mercadería a bordo. Los datos que contiene son: datos del cargador, del exportador, del consignatario, del importador, nombre del buque, puerto de carga y de descarga, indica si el flete es pagadero en origen o en destino, importe del flete, marcas y números del contenedor o de los bultos, número del precinto, descripción de mercadería, pesos bruto y neto, volumen y medidas, fecha de embarque.

§ Factura comercial: es emitida por el exportador y contiene los nombres del exportador e importador con sus respectivas direcciones y datos. En la Factura Comercial figuran los detalles técnicos de la mercadería, fecha y lugar de emisión, la unidad de medida, cantidad de unidades que se están facturando, los precios unitarios y totales de venta, moneda de venta, condición de venta, forma y plazos de pagos, pesos brutos y netos, marcas, número de bultos que contiene la mercadería y medio de transporte. Se encuentra firmada al pie por alguna persona responsable de la empresa o de comercio exterior. Para el tipo de Factura de exportación, la AFIP exige que la letra de identificación en las facturas sea la letra E, para poder acceder al cobro de los reintegros.

§ AFIP/DGA- Multinota: esta planilla es utilizada por los importadores- exportadores, despachantes de aduana y operadores del comercio exterior para realizar trámites ante la Dirección General de Aduanas. Este formulario fue ideado con el concepto de unificar el modelo de presentación, consulta y rectificación de cualquier índole que tenga que ver con el quehacer aduanero, como ser rectificaciones de datos en manifiestos de cargas, documentaciones o destinaciones aduaneras, para efectuar solicitudes de excepciones al pago de tributos o tratamientos arancelarios preferenciales. Se completa de acuerdo al tipo de trámite a realizar, y por lo general la realiza el despachante de aduana o bajo su asesoramiento.

§  Guía aérea: este documento es esencial para los envíos aéreos, dado que es el que da la titularidad a la mercadería. Es emitido por la compañía aérea, o en su defecto por su representante o freight forwarder (agente de cargas). Es el equivalente del conocimiento de embarque para cargas marítimas. Los datos fundamentales que contiene este documento son: expedidor o exportador, nombre del destinatario, número de vuelo y destino, aeropuerto de salida y de llegada, detalles de la carga (peso, volumen, cantidad, tarifa y descripción), indicación de que si el flete es pagadero en origen o en destino, importe del flete, número de guía aérea, fecha de emisión. Por lo general, al enviar la carga vía aérea y al emitirse la correspondiente guía que la ampara, junto con ella viajan los documentos de embarque que se originan con motivo de la misma, por ejemplo: factura comercial, certificado de origen, packing list, etc. Estos son entregados al importador en el país de destino junto con la guía aérea original.

§ Lista de empaque- Packing List: su finalidad es informar el contenido, peso bruto y neto de la mercadería a ser exportada, de acuerdo a como se encuentra embalada. La emite el exportador en hoja membrete de la empresa, y los principales datos que figuran en ella son: datos del exportador, del importador, marcas y números de los bultos, lugar y fecha de emisión, modo de embarque, cantidad de bultos y descripción de la mercadería, total de los pesos brutos y netos, tipo de embalaje, firma y sello del exportador. Habitualmente, este documento no es muy exigido en las operaciones de comercio internacional, dependiendo este factor de la naturaleza de la mercadería. Por lo general se lo solicita en grandes embarques, o en aquellos donde existan variedad de tipos de mercaderías. Si el embarque contiene un solo tipo de mercadería, este documento puede ser obviado.

Fuente Red Agraria Argentina